martes, 9 de enero de 2018

QI JONG SEXUAL: ¿EL PLACER ES MENTAL O SEXUAL?



Muchas mujeres están en la idea de que el placer es algo mental, algo supeditado a sus pensamientos y deseos mentales y por ello controlable desde la propia mente. Esta es una idea patriarcal, incluso religiosa del ámbito judeo-cristiano, de forma que el placer y deseo sexual se separen por nocivos y sucios de la mente y razón.

Y aunque hoy en día nuestra sociedad es más abierta y permisiva, lo cierto es que muchas, demasiadas, personas siguen pensando que el deseo sexual para ser sano debe ser algo mental, controlado por la razón (la moral, religión, costumbres, sociedad…) y cuando lo controla el Sexo, es algo, si no sucio ni pecaminoso como antes, si difícil de controlar, incluso una obsesión.

Todo viene de que se separa el Sexo del resto del cuerpo/emociones/sentimientos. Se desplaza al Sexo a un lugar íntimo, privado, de momentos y lugares (y personas) concretas, en lugar de sentirlo como la energía más hermosa, sanadora y divertida que tiene el ser humano. Y con todo esto, se supedita el Deseo a la Razón, de forma que se encuadra y organiza, se protocoliza haciéndole perder su carácter liberador, su personalidad divertida y espontánea, su forma de ser abierta y sin complejos ni normas, ni directrices.

La Tigresa (y el Dragón) deben sentir el Sexo como un todo, como una energía fundamental de su Ser, e interactuarla con el resto de su vida, de su hacer, de su pensar… El sexo no tiene tiempo, sino que él marca los tiempos, el latido de Gaia, y no puede tener normas, exceso el respeto al amante, porque precisamente, su libertad es la que permite que el cuerpo, mente y espíritu crezcan y se mantengan sanos y jóvenes.

sábado, 30 de diciembre de 2017

LA SEXUALIDAD FEMENINA A PARTIR DE LOS CINCUENTA (3)



Muchas mujeres no disfrutan de su sexualidad y buscan, equivocadamente, la causa en ellas mismas. En la mayoría de los casos, su falta de deseo, de placer, de orgasmos tiene como motivo la forma en que es amada sexualmente por sus parejas. Éstas no les saben conducir a ese sendero maravilloso de placer orgásmico, ya sea por no respetar sus tiempos femeninos, ya sea porque principalmente se dedica en exceso a su propio placer genital masculino, sin que ella pueda entrar, literalmente, en el juego del Sexo sagrado.

Y eso es el Sexo, es sagrado, es un juego maravilloso de complementación, de intercambios de sensaciones y emociones, de caricias y ternura, de besos y posturas agradables y sanadoras…  

La mujer necesita primero conocer su cuerpo, conocer sus emociones y deseos, sus sensaciones al sentir el placer de ser acariciada y besada, pero también respetada y venerada, de forma que sienta como su amante se ocupa por completo de esos momentos de entrega al orgasmo, sin prisas, sin exigencias, con respeto a los deseos de ella, y con la principal intención de que ella goce hasta el éxtasis. Sólo cuando la mujer llega al orgasmo y el hombre lo comparte, comienza éste a sentir el placer; es cuando descubre el sendero infinito del Sexo sagrado.

Pero muchas mujeres no saben gestionar sus orgasmos porque siempre los han supeditado al placer del hombre, de sus amantes. Algunas incluso no han dado importancia a su orgasmo/placer, al sentir que su obligación era dar placer a su amante; dejando el suyo en un segundo término. Otras, dando importancia a su placer, lo han supeditado al de sus amantes, de forma que cuando ellos terminaban, derramándose, el sexo se acababa, sin importar en qué punto del sendero orgásmico estuviera ella; normalmente, sólo al principio, porque los tiempos femeninos son más largos que los masculinos. Y de esta manera, muchas mujeres frenan su sexualidad al no encontrarla placentera y sentirse utilizadas y olvidadas.
(Continuará)

SEXUALIDAD FEMENINA A PARTIR DE LOS 50
Sesiones de orientación y sanación femenina para que vuelvas a sentir la magia de tu sexualidad, sensualidad, y un estado de total bienestar y salud.
Sesiones personalizadas y talleres grupales.
Infórmate en el whatsapp 690 823 963

LA SEXUALIDAD FEMENINA A PARTIR DE LOS CINCUENTA (2)



Decíamos que el Patriarcado ha negado a la mujer su desarrollo y disfrute sexual a partir de ser post lunar, y de forma arquetípica, a partir de los 45 años.

Una de las razones es que la sexualidad en nuestra sociedad principalmente judío-cristiana se ha basado en el disfrute del varón, sin preocuparse (al menos en su justa medida) en la sexualidad de la mujer, convirtiéndola en un elemento más del placer masculino.

Es cierto que una mujer post lunar deja de ser fértil para procrear, pero eso no indica que su cuerpo deje de ser sexual, todo lo contrario, es a partir de ese momento cuando puede gozar de una manera más libre de sus orgasmos y de los juegos sexuales sin el miedo al embarazo. Pero esto ha traído, cínicamente, una idea de que la mujer en su proceso post lunar deja de sentir deseo, sufre sequedad vaginal, su cuerpo pierde su atractivo sensual… Todo esto son mentiras patriarcales con el principal objetivo de esclavizar sexualmente a la mujer.

El cuerpo de la mujer sufre cambios todos los días, desde que nace, como le pasa al cuerpo del hombre. Sus emociones, su sistema hormonal, sus órganos, sus sentimientos están en constante cambio, en una sucesión de sensaciones que, lejos de frenarle, le invitan a sentir, cada día, algo nuevo.

La sexualidad, el orgasmo, el deseo y placer es la energía más fuerte del plano físico, también la más divertida, y también la más sanadora y equilibradora. La energía orgásmica de la mujer le permite armonizar sus órganos y emociones, le aporta fuerza y salud, interior y exterior, le hace sentirse joven, feliz, dichosa, y bella.

Por ello, y como la mujer a partir de los 50 continúa teniendo la magia sexual de su fuerza orgásmica, de su deseo y sensualidad, utilizarla, disfrutarla, compartirla no es sólo algo maravilloso y divertido, sino que es una fuente de salud natural sin parangón…
(Continuará)

SEXUALIDAD FEMENINA A PARTIR DE LOS 50
Sesiones de orientación y sanación femenina para que vuelvas a sentir la magia de tu sexualidad, sensualidad, y un estado de total bienestar y salud.
Sesiones personalizadas y talleres grupales.
Infórmate en el whatsapp 690 823 963

LA SEXUALIDAD FEMENINA A PARTIR DE LOS CINCUENTA


La Sociedad patriarcal nos ha enseñado, engañosamente, que la sexualidad a partir de cierta edad no debe ni puede ser tan exhuberante y maravillosa como en los años de juventud. Principalmente en la mujer, está idea sociedad se ha mantenido durante siglos, apoyándose en la falsedad de que la mujer cuando deja de ser fértil, deja de ser sexualmente activa y deseada por sus amantes.

La realidad es muy distinta. La mujer post lunar, y la que supera los cincuenta años, se puede mantener joven en lo físico, mental, emocional y, sobre todo, lo sexual, porque a su propia energía orgásmica, a su belleza y sensualidad, se une la experiencia de vida.
La mujer debe poder disfrutar de su sexualidad en todo su sendero vital, y debe tomarlo como lo que es realmente, salud, bienestar, deseo, placer, liberación. Y para ello debe vivirla desde su propio ser, en libertad y apertura a sus propias sensaciones.

La mujer que ha superado los Cincuenta, o está cerca de ello, puede y debe vivir una vida sexual maravillosamente activa y luminosa.

jueves, 14 de septiembre de 2017

EL SENDERO DE LA TIGRESA BLANCA, UN CAMINO DE LIBERACIÓN




¿Toda mujer puede seguir el sendero de crecimiento personal de la Tigresa Blanca? Si, sin duda, así es; sólo debe aceptar el proceso de liberarse, desbloquear emociones, costumbres y apegos, comenzar a sanar holísticamente, y vivenciar de forma creativa y divertida la transformación que caminar por este sendero de luz y energía femenina y sexual le va a suceder.

Lo primero que percibe la mujer tigresa blanca cuando comienza su sendero de Sexualidad sagrada es un estado de liberación total, liberación física, sexual, emocional, mental... Una explosión de sensaciones que la permiten descubrir la vida con un colorido distinto, eléctrico, creativo, hermoso. La tigresa se siente abandonar el estado de sumisión de la sociedad patriarcal actual para vivenciar una feminidad maravillosamente felina.

Es una liberación total. Apegos, dudas, miedos, falta de autoestima. Un encuentro con su auténtica sexualidad, con su sensualidad y deseo, con un estado de bienestar holístico que principia en la sexualidad y continua por el universo de las emociones y la espiritualidad.

Es su energía multiorgásmica la que le permite liberar, desbloquear, sanar, y transformar su Ser alquímicamente. Es su sexualidad la que le acerca y permite observar la Felicidad.

La mujer tigresa blanca aprende a no encerrar a su sexualidad en una habitación de su vivir, sino a utilizar, a disfrutar y sentir su energía sexual-orgásmica-espiritual en todo cuanto hace y vive, en todo cuanto comparte como mujer, compañera, esposa, madre, hija, amante, profesora, sanadora, estudiante y maestra... 

QI GONG SEXUAL: LA NECESIDAD DEL COITO EN LA TRADICIÓN SANADORA CHINA



Muchos conocen la maravillosa práctica del Qi Gong, o más conocido como Chi kung, y lo toman como una suerte de gimnasia o ejercicios saludables chinos. Pero el Qi Gong es mucho más. En realidad forma parte de la Medicina/Filosofía tradicional china como una serie de ejercicios pensados para mantener la salud del cuerpo y del espíritu, para armonizar el Qi de la persona con el Qi del Tao y del entorno, y como una forma de gimnasia y auto sanación energética interna, que promueve el equilibrio Yin Yang del ser y le conduce por la Senda Vital.

El Qi Gong es un antecedente del Tai Chi y con la misma base, también forma parte de las enseñanzas, filosofías y métodos de salud chinas, ya que para ellos, no se separan sino que se complementan y armonizan; se hacen un todo con y como el Tao.

El Qi Gong sexual es una enseñanza y práctica desde el Tao fundamental para la vida, la salud, la armonía y las relaciones sexuales más placenteras. Para los antiguos maestr@s chinos, la sexualidad no era una parte más de la vida de la persona, ni una emoción concreta o un momento o estado determinado. Al contrario, la sexualidad, la vida sexual, es tan fundamental para vivir como respirar, beber o comer; sin mantener relaciones sexuales la persona frena su marcha, envejece, enferma, muere.

El Qi Gong de la Tigresa y el Dragón pueden ser personales, individuales, y les llamamos el cultivo de la perla dorada. Sin embargo, los maestr@s enseñan que es mucho mejor, en todos los sentidos, también en el placentero, hacer los ejercicios de Qi Gong sexual en pareja. Y en este sentido, encontramos ejercicios para hombre, para mujer, para pareja, para el terapeuta, para los que sufren trastornos, para los que desean iniciarse en la sexualidad sagrada sanadora, para los que quieren recuperar su vitalidad y líbido, para los que quieren (como la Tigresa) rejuvenecer, para los que quieren vivir en un estado de salud óptimo, para los que desean y necesitan sanar…

Lo fundamental en el Tao, en su sendero de salud y bienestar, es la intención. Cuando nos acercamos al Qi Gong sexual de la Tigresa y el Dragón tenemos que tener muy claro el objetivo, la intención, colocarla en la mirada psíquica y caminar hacia ella. Esto significa que aceptamos y comprendemos (al menos lo intentamos) que el placer sexual, los juegos sexuales y sensuales, los orgasmos son una parte importante, básica, de nuestra salud holística, de nuestro sendero de vida y de nuestro crecimiento físico, emocional y espiritual. Por ello, aunque todo el Sexo es divertido, un juego, es, sobre todo, un Arte Mayor para la Tigresa y el Dragón, un camino de iluminación a través del cual, todo fluirá con armonía, equilibrio y salud.

El Coito es para los occidentales un elemento especial del juego sexual, de compromiso, de interacción más profunda, y por ello, normalmente, sobre todo en los primeros encuentros, produce miedo y ansiedad. El deseo crece y con él las dudas y los temores; varios.

Para el Qi Gong sexual, el coito es la forma más sutil de encuentro sexual. Es el comienzo del juego. Es una herramienta de salud y sanación. Es el equilibrio y armonización Yin Yang de los amantes. Es fuente de salud y bienestar. Es… Mágico.

Hay tres juegos que son principio y fundamento del encuentro sexual: el abrazo, el beso en la boca y el coito. Sin estos tres juegos al principio del encuentro sexual, no habrá armonía ni equilibrio, ni salud, ni placer. Y deben hacerse en una cadencia concreta, adecuada y pautada desde el Qi Gong sexual. Sólo respetando estos tiempos y senda, los amantes se encontrarán realmente en el tálamo y crecerán con sus juegos, llegando a fundirse con el Tao.